sábado, 25 de mayo de 2019 12:26 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

No me olvides

Se está poniendo cada vez más nerviosa. Camina pegada a la pared del fondo del ascensor, golpeando su bastón contra el suelo una y otra vez. Mira fijamente la mujer que tiene frente al espejo y vuelve a caminar de un lado a otro. Frunce el ceño y se enfada, provocando que su respiración sea cada vez más agitada. Tiene la mirada asustada y el pelo revuelto, como si fuera una niña desaliñada de 89 años.Vuelve a mirar a la mujer del espejo y resopla enojada.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, ancianos, envejecer

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
16/2/2019 - 15:05

¿Pero por qué no sales del ascensor Isabel?, pregunta otra residente y mirándose en el cristal, con la voz arrastrada contesta: "Es que no me deja salir esta señora, ¡no ves que no se quita de delante! Cuando con ayuda, consiguió salir de su pequeño encierro, su rostro estaba vacío, sin expresión alguna, como si no hubiera pasado nada. Y es que su mente está vagando en algún rincón perdido buscando su destino.

Mientras, Aurora al fondo de la sala grita sin cesar y sin saber que grita. Primero en voz baja, subiendo poco a poco el tono hasta que se le seca la boca; descansa unos minutos y vuelve a empezar. "Es un problema de ajuste en la medicación y estará así algunos días", dicen. Pero esos sonidos, el sufrimiento visible de muchos y la tristeza de otros te van taladrando el alma.
Manuel recuerda las canciones de su tierra y sin rubor pone música en la sala, donde su esposa acuna y acaricia constantemente la muñeca bebé que sostiene en su regazo. "Mira qué guapo está el niño", dice mirándolo con ojos embelesados.
Y así uno tras otro, cada uno con una dolencia y todos con la misma. Envejecer es su diagnóstico y conseguirlo puede llegar a ser una triste condena. Hay que tener mucho cariño, paciencia y coraje para convivir con nuestros ancianos, pero sobre todo, aquellos que tienen una lucidez mental plena, deben dotarse además de un extraordinario sentido del humor para sobrellevarlo. Mi más sincera admiración y cariño para todos ellos.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres