miércoles, 5 de agosto de 2020 18:58 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Rastreadores de verano

Rastreadores ¿para qué o de qué? A las puertas ya del mes de agosto, no puedo por menos de recordar la frase, atribuida a Einstein, en la que afirma que "hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana, y de lo primero no se está muy seguro".

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, cornavirus, rastreadores, Einstein

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
31/7/2020 - 03:30

Pues eso... Me pregunto si lo que nos pasa con el coronavirus es fruto de la ignorancia política, de la ignorancia científico-médica, del analfabetismo social o de una mezcla de las tres o directamente es por los intereses económicos que hay detrás. Porque sigo sin encontrar (salvo alguna honrosa excepción) información fiable, rigurosa y de calidad en webs de las instituciones, en las publicaciones científicas y en los medios de comunicación que me digan qué coño está pasando de verdad... De las conversaciones de bar y en las redes sociales, ni hablamos.
Estos días está de moda hablar de rastreadores. No sé muy bien para qué, cuando todo el mundo ha estado ya con todo el mundo y sobre todo, cuando a lo que te preguntan por teléfono puedes contestar lo que te salga de los..., sea verdad o mentira. Es como pretender matar moscas a cañonazos querer seguir el rastro de un virus, pero allá cada loco con su tema.
La realidad, es que el verano ya está aquí con o sin coronavirus. Y un simple organismo no nos va a modificar mucho las costumbres. Si acaso, lo obligarán los gobiernos con sus estúpidas leyes y decretos. Quien tiene dinero seguirá veraneando donde le plazca y el que no, volverá al pueblo como en la pasada crisis. Las zonas turísticas de calidad seguirán atrayendo a gente como todos los años (paséense por Asturias cualquier tarde) y las que viven de la borrachera permanentemente, le echarán la culpa al coronavirus.
Pero ya que estamos, estos días conviértanse en rastreadores de caminos, de pequeños rincones, de plantas o mariposas, de bares en pueblos perdidos, de pequeñas playas, de museos o castillos, o de libros... Seguro que su verano es más divertido que enchufarse en vena todos los días a las apocalípticas noticias de los medios de comunicación. Y si el coronavirus llama a su puerta, rece (¡si cree!) y confíe en nuestro sistema de salud. Recuerde que el miedo siempre es libre y la estupidez humana infinita. Pasen buen verano.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres