sábado, 28 de noviembre de 2020 03:55 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

Decir una cosa y la contraria

España es el país de las reivindicaciones. Son como un sinfín. Siempre girando en torno a la sociedad. Unas, naturalmente, tienen su lógica, su fundamento. Y otras, muchísimas (acaso las más), no hay por dónde cogerlas. Y en ese variopinto ejercicio de peticionar por la gracia que otorga la Constitución, aparecen quienes son capaces de decir una cosa y la contraria sin que les suba la febrícula a la cara. Es el cínico y repetido comportamiento entre la llamada clase (?) política, una pléyade -al menos una gran mayoría- fundida con códigos de comportamientos infumables, por no decir indignos. El inquilino de la Moncloa -sin ahondar en mayores matizaciones por innecesarias- es el paradigma de tales prácticas.

Archivado en: Julio Cayón, hostelería, terrazas, comercio, mercadillos, Nicanor Pastrana, Pablo Fernández,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julio Cayón
23/10/2020 - 03:30

En el último Pleno del Ayuntamiento de León, en el que se debatió condonar al sector de hostelería, durante 2021, la tasa por la instalación de terrazas en la vía pública, surgió la voz discordante del concejal de Podemos, Nicanor Pastrana, quien, además de votar en contra de la medida, hizo un alegato -producto del viciado discurso que suele ponderar la extrema izquierda española- que se caía a pedazos. La famosa frase "los hosteleros no pagan una tasa más alta cuando tienen beneficios" -como señaló este edil-, es, en el mejor de los casos, de un nivel ínfimo. Una forma torticera de atacar a un colectivo del que dependen miles de empleos. Y no hay demagogia en la afirmación.
Fechas después, el secretario general autonómico de la organización ‘podemita' y procurador en las Cortes de Castilla y León, Pablo Fernández, abogaba -y lo hacía público en el mercado de Colón, hoy en Papalaguinda- por la reapertura de todos los puestos en mercados al aire libre, y la eliminación temporal de tasas y del pago de la ORA a los vendedores ambulantes. No hay duda de que la mayoría, al margen de la actual situación sanitaria, que es la que manda, estará de acuerdo con el postulado de Fernández. Toda colaboración es poca.
Ahora bien: ¿Por qué a unos sí y a otros no? ¿Qué criterios rigen en Podemos? ¿Acaso los hosteleros son ‘casta' y hay que machacarlos? Este doble lenguaje es de vergüenza ajena y un total despropósito. La hostelería -y sobre todo la doméstica- está salvando los muebles gracias a las terrazas -también hay establecimientos que no pueden disponer de ellas y a los que se debería apoyar con diferentes ayudas-, y aparece Pastrana llamándolos poco menos que ricos. No es consciente de las circunstancias y de que no todos son Pablo Iglesias. Apúnteselo, concejal.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres