lunes, 18 de octubre de 2021 04:12 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

Tomadura de pelo desde La Moncloa

El ciudadano Sánchez, es decir, el nocivo inquilino de La Moncloa, ya no sabe qué hacer para desviar la atención de lo que realmente importa a España y a los españoles. Se la trae al pairo. Entre él y el trasplantado Iván Redondo -un personaje singular que igual sirve para un roto del PP que para un descosido del PSOE-, se sacan de la manga esa majadería llamada ‘España 2050' -que lo es en todos y cada uno de sus puntos publicitados-, transmutándola, por la cara y sin desahogo, en una ensoñación bastarda, por no decir cabrona. Si se cumpliera tal imbecilidad -si se llegase a alcanzar a mediados de siglo- la mitad de la población tendría ya los huesos crujidos. O en conserva.

Archivado en: Julio Cayón, Pedro Sánchez, La Moncloa, Agenda 2050

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julio Cayón
28/5/2021 - 01:10

Y hete aquí, que si el promedio de edad de la población en el país se sitúa, a día de hoy, en torno a los 45 años y estamos en 2021, dentro de veintinueve más esa gente fluctuaría en torno a los 75, que es cuando se está en pleno rendimiento intelectual, físico y lo que haga falta. ¿O no es así? ¿Pero en qué país vivimos? Este tío, el presidente 'cebolla', que hoy dice una cosa, mañana la contraria y al que le da lo mismo so que arre, toma a la gente por idiota. ¿Qué coños le importa a la devastada sociedad española esas gilipolleces, esos fundamentos falsarios de ‘España 2050'? A título de chufla, Sánchez destaca en el documento lo de rebajar el consumo de carne. De aquí hasta allá, dese al chuletón. Demencial.
Con un país sumido en una crisis salvaje, con una tasa de paro que rompe las esperanzas de los más jóvenes, con territorios -como la provincia leonesa- hechos una calamidad, con los autónomos, todos o una gran mayoría, asfixiados... y el presidente del Gobierno pretende amodorrar a la población, contándola una historieta de hadas y varitas mágicas. Una fábula pueril con moraleja envenenada. Si tuviera los pies en el suelo y visitara más la calle -que no lo hace por temor al rechazo y porque la arrogancia se lo impide- quizá no malgastaría su tiempo en aventuras futuribles de media polaina
Porque lo que quiere la gente son certidumbres. Garantías. Asegurar el porvenir de sus hijos. El bienestar familiar. Una vida con sus altibajos naturales y una normalidad consolidada. Vivir. Nada más. Y todo eso toca hoy, no mañana, no dentro de treinta años, como pretende el imaginario presidente, que ya no sabe por dónde moverse para redirigir voluntades y ocultar los problemas verdaderos que atenazan el destino más próximo de la juventud. Porque ahí es donde le duele de verdad, locatario palaciego.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres