miércoles, 17 de agosto de 2022 13:24 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

¿Pende de un hilo la Semana Santa?

A menos de un mes de la Semana Santa -el próximo 10 de abril es Domingo de Ramos- la inquietud asoma al grueso de las cofradías y hermandades leonesas. Se respira un ambiente enrarecido entre los papones. Y aunque se confía en la vuelta a las calles de los cortejos y manifestaciones pasionales, también se pone en tela de juicio si las procesiones lucirán con el esplendor de antes de la pandemia. Hay esperanzas en ello, sí, pero no certezas absolutas.

Archivado en: Julio Cayón, Semana Santa de León, Domingo de Ramos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julio Cayón
18/3/2022 - 01:10

A pesar de la clara mejoría pandémica -que sin duda es un hecho contrastable-, el virus continúa contagiando cuando se producen aglomeraciones. En este caso, algo consustancial y paralelo con la Semana Santa de la ciudad y sus ricos desfiles de encapuchados, donde la gente se lanza a las aceras para presenciar la catequesis urbana que son en sí mimas las procesiones.
La prueba del algodón, en este sentido, se ha hecho vivencia en la pasada celebración del Carnaval. Y los números son tozudos. En la provincia de León, según datos oficiales, se reportaron cerca de dos centenares de contagiados, al margen, como es natural, de aquellos otros que, por diversas causas, no han podido ser contabilizados. La lectura, por lo tanto -y son consideraciones emanadas de la autoridad sanitaria-, es que la prudencia y la responsabilidad obligan a no bajar la guardia y a actuar en consecuencia.
Por otra parte, varias agrupaciones penitenciales vienen sondeando a los titulares y suplentes de cada ‘paso', a fin de conocer si van a asistir o no a su puesto de puja. Hay temor. Y no sin fundamento. Procesiones de gran calado, como, por ejemplo, la del Viernes Santo por la mañana, organizada por la cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, necesita más de mil cien braceros para mover un cortejo de trece representaciones, aparte de otros grupos inherentes al desfile. El problema no es menor. Y todo ello, como es natural, al margen de las posibles instrucciones de carácter autonómico, que pudieran dictarse por parte de la Consejería competente. Recuérdese que la Junta ya ha dado pincelas genéricas hace unas fechas y veremos cuál es la postura definitiva del órgano ejecutivo sobre las comitivas cofrades.
Pues bien. Desde cualquier postura que se analice, la gran pregunta que revolotea entre los de la túnica y el capillo -o capirote, en otros supuestos- es que, de celebrarse -que en ello se confía-, ¿cómo será la Semana Santa de 2022? Esta es la incógnita. Y, de momento, no resuelta. Que Dios reparta suerte. Si es posible.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres