martes, 29 de noviembre de 2022 14:40 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

Las fiestas del señor San Juan

Mañana es día grande en León. Menos que en otras épocas no tan lejanas, cierto, pero referencia festiva y ociosa para la generalidad de los leoneses. San Juan. Y no San Juan Evangelista o San Juan de Sahagún, no. San Juan el Bautista, aquel que fuera decapitado en tiempos de Herodes Antipas por indicación de Salomé, su hijastra, en el siglo I.

Julio Cayón
23/6/2022 - 01:10

San Juan, no obstante -y tampoco sobra recordarlo de vez en cuando- nunca ha sido patrono de la ciudad. Ni siquiera San Froilán, que lo es de la Diócesis. El título oficial recae en la figura de San Marcelo, el centurión romano que también fue decapitado, por abrazarse al cristianismo. Su festividad se celebra -esto último es un decir- cada 30 de octubre.
Así como ahora el programa de fiestas que edita el Ayuntamiento, es la referencia de la mayoría de la gente para disfrutar de la jornada, décadas atrás, cuando León era más provinciano -y no se tome la expresión como despectiva- los barrios tenían su propio ambiente. Y en mayor medida con la chavalería, que salía a la calle, platillo en mano por delante, con el fin de pedir ‘una perra p'a San Juan'. Como bien puede desprenderse, la famosa perra -si se conseguía de la benevolencia vecinal- no era para el santo, sino para beneficio propio y más en concreto a favor del quiosco de la barriada, donde se vendía, entre otras chucherías, el famoso chicle ‘Bazoca', aquella golosina de color rosa y bien cargado de azúcar.
Otro de los signos irrenunciables de la jornada eran los pasacalles -que aún hoy siguen vigentes- con la presencia de los gigantes y cabezudos -entre los que destacaba Popeye y su pipa-, amén de la personalísima tarasca y sus famosos e incansables bailes. Todo eso se vivía y se disfrutaba de manera colectiva y como mejor se podía.
Y aunque a estas alturas pudiera parecer anacrónico, los toros, en la plaza de ‘El Parque', era cita obligada. No se concebía de otra manera la fecha. Desde su inauguración un 24 de junio de 1948 con reses de Felipe Bartolomé y la presencia de Luis Miguel Dominguín, Paquito Muñoz y Pepín Martín Váz-quez la ciudad adquirió categoría y protagonismo. Y tanto era así, que hasta la capital leonesa se desplazaban desde las localidades más próximas un buen número de espectadores para asistir al festejo anunciado. San Juan, para muchos, era sagrado en este sentido.
De aquellas populares fiestas apenas si queda, hoy en día, un pequeño rastro. Las exigencias caminan por otras sendas y la gente ya no se conforma con las verbenas. Cosas del progreso, amigo.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres