jueves, 24 de septiembre de 2020 01:29 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
así pienso yo

No digan trabajadores, digan esclavos

La reforma laboral que pretende aprobar el Gobierno del PP, da escalofríos cuando te la cuentan, pero cuando la lees detenidamente es absolutamente insultante y retrógrada.

Archivado en: Reforma laboral, huelga general, 29-M, esclavos, Juanjo Santano

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Juanjo Santano
30/3/2012 - 05:50

Asuntos como el de los descuelgues de los convenios, que en el idioma del común de los mortales es que una empresa por que PREVEA que sus ingresos disminuirán, por que PREVEA que tendrá perdidas o por que PREVEA que tendrá problemas de liquidez podrá de manera unilateral reducir el salario de sus trabajadores y trabajadoras, o modificar jornadas laborales o incluso imponer la movilidad geográfica son, no solo injustas, son abominables.
Que un trabajador o trabajadora por el hecho de sufrir una baja laboral JUSTIFICADA de tan solo nueve días en dos meses es causa de despido objetiva, recordemos que una simple gripe es prescrita por los médicos con al menos una semana de reposo.
Es una reforma tan abierta que incluso en los despidos nulos es facultad de los empresarios la readmisión o no, con la salvedad de que este acto es penalizado, por lo que ningún empresario readmitirá ningún trabajador ni aun cuando ese despido fuera injusto judicialmente.
Es una reforma tan injusta como que el periodo de prueba pasa de dos meses a un año, dándose la paradoja de que un trabajador o trabajadora puede ser muy bueno durante trescientos sesenta y tres días y al día siguiente cartas de aviso y para casa sin derecho a nada de nada.
O que incluso un trabajador o trabajadora que sea sacado del desempleo, el empresario pagara el 75% el otro 25% el estado y además tendrá una bonificaciones que incluso cuando ese trabajador vuelva a desempleo se puede encontrar con que ya no tiene prestaciones que cobrar.
Así de cruel en cuatro pinceladas es esta reforma que aniquila de un plumazo todos los derechos laborales adquiridos durante décadas. Quien ayer no haya secundado la huelga por miedo a perder los € que a ese día corresponda o por miedo a ser despedido que sepa que con su acción a puesto una bala más en la recamara de la pistola empresarial que acabara posiblemente hasta con su propia vida laboral.
Por cierto en el Ayuntamiento de León, aprovechando el regalo de Rajoy ya ha empezado la caza de brujas. Leña al ROJO

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres